Izquierda Unida Podemos responde a “las últimas calumnias” de Convergencia Andaluza

Francisco Fernández, Paco Morgan
Francisco Fernández.
Facebook
Twitter
WhatsApp

Desde la formación de izquierdas recuerdan que, “en parte, esta situación es gracias a una moción que presentó en la pasada legislatura Izquierda Unida, en la que pedía que se reconociera la relación laboral de los trabajadores de Colaboración Social con el ayuntamiento, propuesta que fue aprobada sin que Convergencia Andaluza votara en contra”.

Asimismo, recuerdan que “varios de los contratos que se han regularizado ahora iniciaron su relación laboral con el ayuntamiento siendo Benavides alcalde”.

Por otra parte, desde la coalición de izquierdas recuerdan a la opinión pública y a Convergencia Andaluza que, “en 2010 siendo Benavides alcalde, el Ministerio de Trabajo sancionó por infracción grave al ayuntamiento debido a decenas de contratos fraudulentos. Según el Ministerio de Trabajo, el Ayuntamiento de Almuñécar, dirigido por Benavides, había contratado de manera fraudulenta a 96 personas. El Ministerio denunció, además, obstrucción a su labor de inspección, puesto que Benavides no aportó la documentación requerida por la Inspección de Trabajo. Como para dar lecciones”.

“En ningún momento, este grupo político tuvo la ocurrencia de señalar públicamente los nombres de aquellos trabajadores. Meter en la refriega política a personas que sólo tratan de hacer su trabajo lo mejor que saben para llevar un salario a su familia es propio de mal nacidos”, indican.

Desde Izquierda Unida Podemos afirman “estar muy satisfechos de haber contribuido a regularizar la relación laboral del personal de Colaboración Social. Gracias a las sentencias judiciales y a nuestra pequeña tarea de apoyo político, estas personas están ahora cobrando un sueldo digno y cotizando para su jubilación. Nos alegramos por todos ellos, sean del partido que sean”.

“También nos alegramos de haber contribuido a la mejora de las trabajadoras de Servicios Sociales, que llevaban arrastrando una situación de injusticia muchos años. Trabajadoras, -afirman desde Izquierda Unida Podemos-, a las que han defendido desde la formación de izquierdas independientemente de si, como en algún caso, están ligadas a la formación convergente. Nos alegramos por ellas, tanto si votan a nuestra formación como si votan a cualquier otro grupo o si no votan a nadie. Es un tema de justicia”.

Al portavoz de la coalición, Francisco Fernández, le llama la atención “la preocupación del portavoz convergente porque al personal del ayuntamiento se le reconozcan sus derechos laborales mientras mantiene la boca cerrada por los millones de euros que el ayuntamiento está pagando por la firma de convenios urbanísticos que Benavides firmó y que los juzgados han declarado ilegales. Le preocupa el dinero que gastamos en mejorar la situación laboral de estas familias, pero le importa un pimiento tener que pagar millonadas por unos convenios ilegales de los que él es directamente responsable”.

La formación política recuerda, quien “solo la última sentencia referida a uno de estos convenios, obliga al ayuntamiento a pagar en torno a los dos millones y medio de euros, sin que Benavides haya dicho ni media palabra, -aseguran desde Izquierda Unida Podemos-. Se trata de una cantidad muy por encima de la que hay que dedicar para mejorar la situación de algunos trabajadores de esta empresa”.

Por último, desde la formación de izquierdas denuncian “el señalamiento público de un trabajador municipal para arremeter contra el gobierno municipal. En ese uso rastrero de la política mienten por dos veces. Primero, porque dicen que ese trabajador es dirigente de IU. Segundo, porque dicen que ha regularizado su condición laboral gracias a esa militancia”.

“Ese empleado al que de forma canallesca citan en su comunicado no es dirigente de IU porque ni siquiera es afiliado de IU. Nunca lo ha sido. Y su situación laboral se ha regularizado, afortunadamente, como la de todos los trabajadores de colaboración social”, afirman.

“Tratan ahora de hacer lo mismo que ya hicieron con el actual biólogo municipal, al que acusaban de trabajar gracias a sus influencias políticas. En su momento ya explicamos que esta persona había sido contratada por Benavides, que fue despedido por Benavides y que fue readmitido más tarde por el propio Benavides tras una sentencia judicial que decretó despido nulo y, por tanto, readmisión inmediata. Pero está claro que la mentira y la calumnia no ruborizan al portavoz de CA”, afirman desde Izquierda Unida Podemos.

Decenas de empleados municipales realizan su trabajo en el ayuntamiento desde hace décadas. Muchos de ellos llegaron al ayuntamiento siendo alcalde Benavides. “Y llegaron por muchas vías que no es el momento de comentar. Jamás se nos ocurriría señalar a esas personas con sus nombres y apellidos como hace este sujeto en su miserable forma de hacer política”.

“Lamentablemente esta es la forma habitual de hacer política del jefe del grupo convergente. Vemos bastante a menudo como ese señor insulta a empleados públicos una y otra vez, pone en duda su profesionalidad y los señala ante la opinión pública. Sus formas se parecen más a las de un jefe mafioso que a las de un dirigente político”, concluye el portavoz de IU Podemos.